Etapa 4: Puerto Calatraveño – Alcaracejos

Partimos al amanecer en el coche de apoyo que nos lleva al punto donde nos quedamos ayer.
Hace mucho frio pero la de hoy etapa es muy cómoda, el camino es un poco pedregoso con subidas y bajadas pero sin dificultad, caminamos entre olivos oyendo sólo el canto de los pájaros y algún que otro cencerro y ladrido de perros en la lejanía.

La acogida que hemos tenido en Alcaracejos ha sido muy buena, Mª Ángeles que gestiona el albergue municipal ha estado pendiente en todo momento y se ha preocupado de que no nos faltara nada.
Mera, concejala del Ayuntamiento, ha sido nuestra anfitriona, además de enseñarnos su pueblo, ha sido nuestro contacto para buscar la receta dulce.
En Alcaracejos no hay problema de alojamiento, además del albergue hay un par de hostales, cuenta con todos los servicios necesarios, tiendas, farmacia… y además un Centro Termal con unas instalaciones recientemente inauguradas en el que los peregrino o viajeros con un poco de tiempo pueden disfrutar de una sesión de spa o un masaje relajante.